Roca de Cashel

La sorprendente Rock of Cashel domina la llanura de Tipperary durante millas y es una verdadera joya de la arquitectura religiosa para ser disfrutada sin prisas.

Viniendo por la nueva autopista os aparecerá como un espejismo.

La Roca de Cashel es una visión de ensueño, especialmente en la cálida luz de la tarde: una roca de granito adornada con torres, paredes, encajes y rodeada de prados verdes.

 

The Rock of Cashel

La sorprendente Rock of Cashel domina la llanura de Tipperary durante millas y es una verdadera joya de la arquitectura religiosa para ser disfrutada sin prisas.

Ya los celtas ocuparon este dorsal de 60 metros de alto y el rey de Munster erigió una fortaleza de piedra (Cashel) en el siglo V para controlar desde aquí gran parte del sur de Irlanda.
En 450 Patricio visitó este lugar, predicando en la fortaleza real y convirtió a Aengus, rey de Munster.

La leyenda cuenta que durante el bautismo de Aengus la punta del pastoral de San Patricio accidentalmente lesionó el pie del rey.
Aengus soportó el dolor en silencio y al final de la ceremonia, cuando Patrick se dio cuenta de la herida y le preguntó por qué no había dicho nada, el rey contestó que él pensaba que era parte del ritual.

Según otra leyenda, San Patricio arrancó un trébol en Cashel y lo utilizó para explicar el misterio de la Santísima Trinidad al rey de Munster. Así fue como el trébol se convirtió en el símbolo de Irlanda.
En 1101 la colina fue ofrecida a la Iglesia, que decidió erigir una catedral (siglo XIII), una capilla y una torre redonda.
Este centro religioso fue floreciente hasta el asedio de Cromwell en 1647, que culminó con la matanza de sus 3000 ocupantes.

La abadía fue finalmente abandonada en el siglo XVIII. Desde entonces, la Rock of Cashel es una de las atracciones turísticas más populares y visitadas de todo el país.

Hoy en día las imponentes paredes de piedra contienen una torre circular, la catedral, una capilla románica del siglo XII, cruces célticas y otras instalaciones.

 

Itinerario de visita

Una vez dejado el coche en el aparcamiento en unos diez minutos estaréis en la cima de la colina.

  • Hall of the Vicars Choral: sala de los cantores, alberga la cruz de San Patricio. La leyenda dice que San Patricio cogió aquí un trébol y lo utilizó para explicar el misterio de la Santísima Trinidad al rey de Munster. Así fue como el trébol se convirtió en el símbolo de Irlanda.
  • King Cormac’s Chapel: es la más rica capilla románica de la isla, con sus frescos medievales de inspiración germánica como el bautismo de Cristo o las escenas de los Magos y los frontones tallados.
  • La magnífica catedral gótica de arquitectura anglonormanda es realmente impresionante: si tenéis la oportunidad de visitarla sin demasiados turistas podréis desfrutar de todo su encanto y a través de sus arcos, frescos y los numerosos testimonios de su pasado de incendios y guerras, podréis imaginar la vida de la época.
  • La torre circular es la parte más antigua del complejo, con más de 30 metros de altura, pero no visitable.
  • Se aconseja un paseo por el cementerio contiguo e interior a las paredes, que en primavera y verano está lleno de hermosas flores de campo.

Qué ver en la ciudad

  • Brú Ború Heritage Centre: muestra el desarollo del pueblo.
  • Hore Abbey: impresionantes ruinas de un monasterio cisterciense.
  • GPA Bolton Library

Mapa

Alojamientos Roca de Cashel

¿Buscas un alojamiento cerca de Roca de Cashel?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Roca de Cashel
Mostrarme precios