Doolin

Doolin es un pueblo encantador frente al océano y muy cerca de los acantilados de Moher: parece sacado de un libro de cuentos.

Antes de llegar a los Cliffs of Moher se pasa por Doolin, un pueblo encantador que parece sacado de un libro de cuentos irlandeses.

Aunque está compuesto por muy pocas casas y no tiene un casco antiguo, los viejos cottage con techo de paja y brillantes colores pastel os encantarán: delante de vosotros se abre una magnífica vista del mar y las vacas pastan plácidamente en los prados verdes.

Consejos

  • Os aconsejamos alquilar una bicicleta o dar un paseo hasta la torre puntiaguda que domina la ciudad y que ofrece vistas superlativas.
  • Desde aquí salen diferentes senderos para llegar a los pies de los Cliffs of Moher: procuraros ropa y equipo adecuados en caso de mal tiempo.
  • Si deseais dormir aquí encontraréis varios b&b en las calles laterales: con un poco de suerte podréis dormir con vistas al océano!

Además de que está cerca de los acantilados, Doolin es conocida como la cuna de la música tradicional irlandesa: una de las razones por las que siempre se aconseja elegir este pueblo para pasar la noche es la presencia de numerosos pubs donde se encuentran maravillosos conciertos improvisados como en O’Connor’s, McGann’s y McDermott’s.

También os encantarán las pequeñas tiendas con artesanía local e instrumentos musicales. Podréis llevaros a casa un bonito recuerdo, pero no antes de una excursión a las islas Aran con los ferris que salen desde aquí en verano.

Mapa

Alojamientos Doolin

¿Buscas un alojamiento cerca de Doolin?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Doolin
Mostrarme precios