Islas Aran

Las islas de Arán, con su emblemático paisaje de piedra caliza y sus muros de piedra seca, son custodios de la cultura gaélica y conservan la herencia de la vida tradicional irlandesa.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

A unos 60 km de Galway, en medio del océano Atlántico, se encuentran las islas de Arán (Oileáin Árann en irlandés), un grupo de tres islas situadas hacia el oeste, los últimos puestos avanzados irlandeses antes de América.

Inishmore, Inishmaan e Inisheer se formaron a partir de una plataforma caliza que se desprendió del Burren y emergió del Atlántico a la entrada de la bahía de Galway.

Tradición gaélica en las islas Aran

Cuenta la leyenda que los imponentes fuertes de piedra de las islas de Arán fueron construidos por una tribu mitológica celta, los Firbolgs, procedentes de Europa.
En realidad, las islas fueron bastiones de las familias gaélicas O’Flaherty y O’Brien y, aparte de la creciente popularidad del turismo, el estilo de vida ha cambiado muy poco a lo largo de los siglos.

De hecho, las tres islas aún conservan la cultura y la lengua gaélicas, así como las costumbres y el patrimonio de la vida tradicional irlandesa. Desde los famosos jerseys de punto y las casitas de paja hasta los paisajes solitarios y salvajes, las islas de Arán te dejarán sin palabras.

En el pasado, para transformar la tierra rocosa y estéril en zonas cultivables, los isleños recogían arena y algas (un tipo de alga marina) y las colocaban en capas en pequeñas parcelas irregulares cercadas por muros de piedra seca, creando un paisaje icónico que se ha convertido en símbolo de todo el país.
La agricultura se complementaba con actividades relacionadas con el mar, para las que los habitantes utilizaban embarcaciones ligeras hechas con tablas de madera y cubiertas con lona, llamadas curraghs.

Las islas son mundialmente famosas por sus jerseys blancos de lana de oveja, con diferentes tramas y dibujos que antaño indicaban el oficio del portador.

Inishmore (Inis Mór)

Inishmore es la mayor de las islas de Arán, con 12 km de largo y 4 km de ancho. Kilronan, donde llegan los barcos, es el pueblo principal, donde hay la mayor concentración de instalaciones para dormir, así como pubs con música tradicional. Hay numerosas atracciones en la isla y, para recorrerla toda, muchos turistas alquilan bicicletas o, para mantener las tradiciones locales, carruajes tirados por ponis.

Dún Aonghasa

1Inishmore, Aran Islands, Kilmurvy, Co. Galway, H91 YT20, Irlanda

Dún Aonghasa es un fuerte encaramado al borde de un acantilado de 90 metros de altura que domina el océano Atlántico: es sin duda uno de los lugares más emblemáticos del condado de Galway.

Es el mayor de los fuertes de piedra prehistóricos de las islas Arán, y data de entre la Edad de Bronce y la Edad de Hierro. El fuerte está formado por muros de piedra seca y una espléndida red de piedras defensivas que datan de alrededor del 700 a.C. y rodean toda la estructura. Los arqueólogos especulan que cuando se construyó, el nivel del mar era mucho más bajo y que el fuerte estaba a más de 900 metros por encima de las frías aguas que había debajo.

Dún Aonghasa es el mayor de una serie de fuertes de piedra prehistóricos que se encuentran dispersos por las islas Arán. El fuerte se construyó originalmente como barrera defensiva contra los atacantes y posteriormente se fortificó hacia el 700-800 d.C.

Dado que gran parte de la visita se realiza al aire libre, se aconseja a los visitantes que lleven ropa protectora y calzado adecuado para caminar por terrenos irregulares.

Wormhole

2Kilmurvy, Inis Mór, Co. Galway, Irlanda

También conocido como Agujero del Gusano y Guarida de la Serpiente, Poll na bPeist es un agujero en la roca de aspecto casi sobrenatural que conecta con el mar.

Para llegar, sigue las indicaciones hacia Gort nag Capall o simplemente camina hacia el este por los acantilados desde Dun Aonghasa. Aquí, los submarinistas saltan desde un trampolín a las frías aguas que hay debajo: no es casualidad que el Agujero del Gusano se haya convertido en una atracción, gracias a los campeonatos Red Bull Cliff Diving.

Con sus líneas perfectamente regulares y precisas, el agujero en la roca parece tallado por una enorme máquina, pero en realidad su forma es completamente natural y el resultado de la erosión.

Dún Duchathair

3Killeany, Inis, Co. Galway, Irlanda

Dún Dúchathair, en la costa sur de Inis Mór, es uno de los dos fuertes de roca de la isla. La muralla de piedra seca de 5 m de grosor que atraviesa el promontorio está formada por tres capas independientes que se levantan a distintas alturas, formando terrazas conectadas por tramos de escaleras.

Dentro del recinto de la muralla de piedra hay restos de clochán, que se utilizaban como viviendas. En el exterior, son visibles los chevaux de frise, grandes piedras colocadas en diferentes ángulos en el suelo: su construcción servía para impedir que los atacantes se acercaran al fuerte.

Playa de Kilmurvey

4Kilmurvy, Co. Galway, Irlanda

La playa de Kilmurvey es una hermosa playa de preciosa arena blanca, que ostenta la categoría de Bandera Azul en Inis Mór.

La playa es segura para nadar y adecuada para personas de todas las edades, ya que no hay fuertes corrientes, a diferencia de algunas de las playas más escondidas e inaccesibles. No obstante, es una buena norma no entrar en el agua cuando hace mal tiempo y no alejarse demasiado de la orilla.

Seal Colony Viewpoint

5Oghil, Co. Galway, Irlanda

Observar focas es una de las cosas más singulares que se pueden hacer en las islas de Arán, e Inis Mor alberga un lugar conocido como Mirador de la Colonia de Focas, donde podrás admirarlas de cerca.

De hecho, las poderosas costas de Inis Mór son famosas por su colonia de focas. Si tienes suerte, podrás ver hasta 20 focas descansando en las rocas, algunas de las cuales pesan hasta 230 kg.

Inishmaan (Inis Meáin)

Con una población de sólo 200 personas, Inishmaan es la menos visitada de las tres islas. Su carácter apartado y solitario permite conocer de cerca y con autenticidad un verdadero baluarte de la tradición cultural irlandesa.

Inishmaan tiene un paisaje de colinas con vistas cristalinas de los Acantilados de Moher y alberga algunos lugares celtas y cristianos interesantes. La isla fue también refugio de Synge, uno de los dramaturgos más famosos de Irlanda.

Recientemente se ha convertido en un centro de buceo, gracias a su hermosa vida marina y sus aguas cristalinas.

Lúb Dún Fearbhaí Walk

6Carrownlisheen, Co. Galway, Irlanda

La isla ofrece tres senderos en bucle de entre 3 y 8 km de longitud. Todos los paseos empiezan en el embarcadero y conducen a las vistas más espectaculares de Inishmaan.

Lúb Dhún Fearbhaí es un maravilloso paseo con un recorrido de fácil a moderado: se tarda unas cinco horas en completarlo en su totalidad, incluyendo obviamente los descansos para hacer fotos por el camino. Debes seguir las señales moradas.

Lúb Chill Cheannannach, por su parte, lleva unas tres horas y conduce a Cill Cheannannach, una iglesia de los siglos VIII a IX, siguiendo las señales verdes.

Por último, Lúb Dhún Chonchúir es el paseo más corto, marcado con señales azules. Dura 2 horas y permite al caminante conocer los antiguos monumentos de la isla.

Dún Fearbhaí

7Carrownlisheen, Co. Galway, Irlanda

Un tranquilo paseo desde el embarcadero te llevará al Fuerte de Dún Fearbhaí, situado en una empinada ladera con vistas a la magnífica bahía de Galway.

Su peculiaridad es su forma circular y su excelente estado de conservación. Si tienes la suerte de visitar la isla en un día despejado, desde aquí podrás admirar algunas de las maravillosas vistas que sólo las islas Aran pueden ofrecer.

Teach Synge

8Carrowntemple, Co. Galway, Irlanda

Teach Synge es una magnífica casa de campo de 300 años de antigüedad que ha sido restaurada con esmero para devolverle su antiguo esplendor. Hoy alberga un museo que muestra la vida y la obra de John Millington Synge. El célebre dramaturgo fue autor de Jinetes hacia el mar (1904), aclamada por muchos como la mejor tragedia en un acto del siglo XX, y de su obra maestra El Playboy del Mundo Occidental (1907).

JM Synge visitó por primera vez la casa de la isla en 1898 como invitado de Brid y Paidin MacDonnchadha (MacDonagh). La Sra. Theresa Ni Fhatharta, bisnieta de los anfitriones de Synge, inició una campaña para restaurar la casa. El proyecto se completó intentando mantener el interior lo más fiel posible a la época en que JM Synge fue huésped de la familia Mac Donagh.

La casa sólo está abierta durante los meses de verano y cuenta con fotos, dibujos y cartas de Synge.

Dún Chonchúir

9Carrowntemple, Co. Galway, Irlanda

Dún Crocbhur, también conocido como Fuerte de Conor, es un monumento nacional y el mayor fuerte de piedra de las tres islas de Arán. Mide 70 por 35 metros y se eleva hasta una altura de 7 metros.

El fuerte tiene un diseño muy detallado e intrincado, pero no se sabe exactamente cuándo se construyó ni quién lo encargó. Se construyó en el punto más alto de la isla, desde donde hay unas vistas espectaculares y un paisaje fabuloso.

Inisheer (Inis Oírr)

Inisheer es la más pequeña de las islas de Arán, pero no tiene nada que envidiar en belleza a sus hermanas mayores. Aunque muchos turistas no la incluyen en un rápido recorrido por las islas de Arán, Inisheer es un pequeño paraíso, formado por rocas de color claro y bahías de arena blanca, enmarcadas por un hermoso mar turquesa.

A pesar de su pequeño tamaño, Inis Oírr es uno de esos lugares que se van y se hacen un hueco en tu memoria, un lugar de paz y serenidad absolutas que te dará la sensación de estar en el confín del mundo.

Al igual que las demás islas, Inisheer se puede explorar en bicicleta o con pequeñas excursiones organizadas. Déjate guiar por tu instinto y sigue el contorno de los muros de piedra seca, que crean patrones geométricos a lo largo de la isla. Encuentra un punto elevado y admira la perseverancia y tenacidad con que los habitantes de esta isla se han obstinado en vivir en este rincón salvaje.

El naufragio de Plassey

10Inisheer, Co. Galway, Irlanda

El Plassey era un barco mercante que operaba en el Servicio Mercante Irlandés en la primera mitad del siglo XX. Fue durante una noche especialmente tormentosa de 1960 cuando el barco se hundió y encalló en las costas de Inis Oírr, en Finnis Rock. Los habitantes de la isla acudieron al rescate y toda la tripulación del Plassey consiguió sobrevivir.

Desde entonces, el emblemático barco, oxidado y corroído por el tiempo, yace orgulloso sobre un lecho de rocas dentadas no lejos del mar. El pecio del Plassey se encuentra a dos kilómetros y medio al este del puerto.

Cnoc Raithní

11Unnamed Road, Inisheer, Co. Galway, Irlanda

Cnoc Raithní es un cementerio de la Edad de Bronce, antaño cubierto de arena, descubierto tras una tormenta en 1885.

Es uno de los yacimientos arqueológicos de mayor importancia histórica y se cree que data de antes de la construcción de Dún Aoghasa. La zona se excavó en 1886 y se descubrieron artefactos que datan del año 1500 a.C.

12Oir, Inisheer, Co. Galway, Irlanda

Hay pocos castillos en el condado de Galway desde los que se pueda admirar una vista comparable a la de Inis Oirr.

El castillo de OBrien se construyó en el siglo XIV dentro de un fuerte anular llamado Dun Formna, que data probablemente del año 400 a.C. En su día fue un imponente castillo de 3 plantas construido por la familia O’Brien, que gobernó las islas hasta finales del siglo XVI.

En un día despejado, se pueden ver los Acantilados de Moher a lo lejos, junto con el Burren y la bahía de Galway.

Iglesia de San Caomhán

132 Baile Na Gleanna, Inisheer, Co. Galway, H91 FNN0, Irlanda

La iglesia de San Caomhán se encuentra en el cementerio de la isla, donde se construyó entre los siglos X y XIV.

Debe su nombre al patrón de la isla, San Caomhán, hermano de San Kevin de Glendalough: es posible que hayas visto huellas de su presencia paseando por el Lago Superior de Glendalough.

Las ruinas, que parecen estar sumergidas, tienen un aspecto surrealista y merece la pena visitarlas.

Faro de Inisheer

14Inisheer, Co. Galway, Irlanda

En el extremo sur de la isla está el Faro de Inisheer. La primera luz se encendió en 1818.

La estructura actual data de 1857, después de que se decidiera que el faro original era demasiado alto y no cubría suficientemente las entradas norte y sur de las islas. Incluso desde aquí, la vista no tiene precio.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Transbordadores a las islas de Arán

La forma más cómoda de llegar a las islas de Arán es coger un ferry desde Rossaveal (cerca de Galway) con Aran Island Ferries o desde Doolin con Doolin Ferry.
Los transbordadores salen al menos una vez al día en invierno, y varias veces en verano. También se puede llegar a las islas en avión desde el aeropuerto de Connemara, cerca de Inverin, con la compañía Aer Aran, pero los costes son muy elevados y francamente no merece la pena.

Ferries a las Islas Aran desde Galway

Los transbordadores a las islas de Arán salen del puerto de Rossaveel, a 43 km al oeste del centro de Galway. Hay un servicio de autobús lanzadera desde Queen Street, Galway, para que los pasajeros sin transporte propio puedan llegar al puerto: tarda unos 40 minutos. Alternativamente, hay un cómodo aparcamiento para dejar tu vehículo. Se aconseja a los pasajeros que lleguen para embarcar al menos 20 minutos antes de la hora de salida.

El tiempo de navegación a Inis Mór es de 40 minutos, a Inis Meáin es de 50 minutos y a Inis Oírr es de 55 minutos.

Ferries a las islas Aran desde Doolin

Se puede llegar cómodamente a las islas de Arán en ferry desde el puerto de Doolin. Doolin Ferry y Doolin2Aran Ferries sólo conectan el continente con las islas en la temporada de verano: las salidas desde Doolin pueden retrasarse hasta el último minuto debido a las condiciones meteorológicas.

El trayecto dura 15 minutos hasta Inisheer, 20 minutos hasta Inishmaan y 35 minutos hasta Inishmore.

Excursiones y cruceros por las Islas Aran

Si no quieres perder tiempo organizando un viaje a las islas de Arán o simplemente quieres ver más cosas en el mismo día, puede ser una buena opción participar en una excursión en barco que te permita visitar no sólo las islas de Arán, sino también los acantilados de Moher con una perspectiva desde el mar.

Dormir en las islas de Arán

Aunque las islas pueden visitarse fácilmente en un día, pasar una noche en una isla es la mejor forma de entrar en contacto con los isleños y vivirlas en total soledad. Cuando los turistas toman el último ferry, sólo quedáis tú y los lugareños. Además, al disponer de más días, podrás ver las islas bajo el sol, desafiando al impredecible tiempo irlandés.

El alojamiento se concentra sobre todo en la isla más grande, Inishmore, aunque también hay algunas instalaciones en las islas más pequeñas. En cualquier caso, es muy recomendable reservar con mucha antelación, ya que el alojamiento es limitado y se llena rápidamente.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en Islas Aran

Hotel
Aran Islands Hotel
Kilronan - KilronanMedidas extra sanitarias
8.8Fabuloso 668 opiniones
Reservar
Habitacion
Tigh Fitz Bed & Breakfast
Inis Mór - KilleanyMedidas extra sanitarias
9.2Fantástico 471 opiniones
Reservar
Hostales y Pensiones
Ard Einne House Bed & Breakfast
Inis Mór - Aran IslandsMedidas extra sanitarias
9.3Fantástico 382 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Moverse por las islas de Arán

Como no puedes llevar tu propio coche a las islas, la mejor forma de explorarlas es alquilar una bicicleta cuando llegues al puerto.

De hecho, en cada isla existe la posibilidad de alquilar una bicicleta y salir a recorrerla. Inisheer, por su parte, debido a su pequeño tamaño, también puede recorrerse a pie en un día.

Alternativamente, si no te apetece esforzarte, siempre puedes reservar una visita guiada en minibús, coche de caballos o todoterreno.

Donde esta Islas Aran

Las islas de Arán están situadas en el océano Atlántico, enclavadas en la bahía de Galway, casi frente al pueblo de Doolin.