Burren

El Burren es un paisaje fantasmagórico y lunar, único en su género: una meseta de piedra caliza, desnuda de vegetación y llena de fisuras que llega hasta el océano.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

En el noroeste del condado de Clare se encuentra el Burren (Boireann – tierra rocosa), una región única en Europa y en el mundo.

A tiro de piedra de los Acantilados de Moher, el Burren es un paisaje único en Irlanda: una meseta de piedra caliza hasta donde alcanza la vista, en cuyas grietas crecen numerosas flores silvestres, plantas, líquenes y orquídeas. Un paisaje fascinante de casi 160 km², desolado y solitario, que se extiende entre Corofin y Kinvara, llegando hasta la bahía de Galway.

La belleza rocosa del paisaje encanta a los visitantes con sus impresionantes vistas sobre el océano: las rocas fueron plegadas por la fuerza de dos grandes continentes que chocaron hace casi 300 millones de años.

El ecosistema del Burren

El Burren es una meseta de piedra caliza, desnuda de vegetación, donde la roca se asentó cuando la zona estaba por debajo del nivel del mar hace 350 millones de años. 100 millones de años más tarde, el movimiento de las placas de la corteza terrestre provocó la fractura del suelo rocoso, deformándolo en el extraño rompecabezas que aún hoy es visible.

Debido a una peculiaridad del clima, o a un capricho botánico, muchas flores crecen entre las grietas del suelo calcáreo, y se mezclan plantas alpinas, mediterráneas y árticas: en verano, también florecen aquí numerosas variedades de orquídeas. Además, viven aquí animales y mariposas característicos de toda la región y a menudo únicos en Irlanda.

Este ecosistema sin parangón se ha creado por la combinación de varios factores, como la rápida absorción de agua en las fisuras, el clima suave y húmedo, la ausencia de hierbas y la escasa extensión de matorrales debido al pastoreo de cabras.

Muchas de las rocas han sido alisadas y pulidas a lo largo del tiempo por la lluvia, el viento y el hielo. Hoy en día, el Burren no ofrece un terreno adecuado para la agricultura, pero se sabe que la zona estuvo habitada en tiempos prehistóricos, como demuestran los cientos de tumbas subterráneas, los numerosos dólmenes y los fuertes circulares de piedra.

Qué ver en el Burren

Dolmen de Poulnabrone

El nombre de la región, «Burren», deriva de la palabra Boireann, que significa tierra rocosa en gaélico, una definición muy apropiada para esta vasta meseta de piedra caliza del noroeste del condado de Clare.

En 1640, un topógrafo encargado por Oliver Cromwell describió la zona como un páramo, que no producía ni agua suficiente para ahogar a un hombre, ni árboles suficientes para ahorcarlo, ni tierra suficiente para enterrarlo.

El Burren ofrece al visitante un paisaje increíble, lunar y solitario, salpicado de restos prehistóricos y surcado por magníficos senderos.

Parque Nacional del Burren

12 Church Street, Corofin, Co. Clare, V95 T9V6, Irlanda

El Parque Nacional del Burren abarca una vasta zona, 1.800 hectáreas en el extremo sudoriental del Burren, en el condado de Clare, compuesta de roca fértil, conocida internacionalmente por su paisaje y flora únicos.

Puedes explorar la fascinante geología del parque a través de las diversas rutas de senderismo que serpentean por la zona. Hay siete senderos señalizados en el Parque Nacional del Burren y la Reserva Natural de Slieve Carran, así como una Vía Verde. Los paseos varían desde un bucle corto de 30 minutos hasta un sendero de tres horas por las colinas calizas.

Dolmen de Poulnabrone

2Clare, Poulnabrone, Co. Clare, Irlanda

El Dolmen de Poulnabrone es uno de los ejemplos mejor conservados y más grandes del mundo de una tumba de portal.

Caracterizado por tres inmensas piedras erguidas cubiertas por una aguja aún mayor, se cree que data del Neolítico.

Las excavaciones realizadas en la década de 1980 revelaron 33 esqueletos humanos, entre hombres y mujeres adultos y niños. La mayoría de los restos datan de entre el 3.800 y el 3.200 a.C., acompañados de objetos de la vida cotidiana.

Cahercommaun

3Tullycommon, Co. Clare, Irlanda

El fuerte de Cahercommaun (Cathair Chomáin) está situado al borde de un acantilado y se caracteriza por tres anillos de murallas concéntricas.

Construido hacia el año 800 d.C., es sorprendentemente similar al gran fuerte de Dún Aengus, en las islas Aran: la muralla interior se construyó con 16.500 toneladas de piedra y formaba casi un círculo completo, antes de que la ladera norte se desplomara sobre el acantilado.

El fuerte fue excavado en 1934 por una expedición arqueológica de Harvard, que demostró que el recinto tenía al menos doce edificios de piedra de distintas épocas, incluidas mazmorras.

Abadía de Corcomroe

4Corcomroe Rd, Abbey West, Co. Clare, Irlanda

La abadía de Corcomroe es un monasterio cisterciense de principios del siglo XIII situado en un valle verde rodeado por el paisaje de piedra caliza gris del Burren.

Se cree que la abadía de Corcomroe fue fundada por Donal Mór O’Brien, rey de Thomond, hacia 1194. Era la sede de una pequeña comunidad de monjes que procedía de la fundación cisterciense de Inislounaght, cerca de Clonmel, condado de Tipperary.

Aunque es más pequeña que otras iglesias cistercienses, la calidad de la cantería y la arquitectura es exquisita: en particular, en el extremo oriental del edificio pueden verse algunos capiteles tallados con delicados diseños florales y bases decorativas.

Playa de Fanore

5Fanore Beach, Fanore More, Co. Clare, Irlanda

Fanore está situado en la orilla sur de la bahía de Galway, en la carretera entre Ballyvaughan y Doolin, y es muy conocido por su amplia playa de arena y sus fantásticas olas para hacer surf.

El pueblo de Fanore es popular entre los aficionados a las actividades al aire libre, ya que la zona ofrece excelentes paseos y oportunidades para practicar el surf y la pesca. El pueblo atrae a muchos visitantes debido a su ubicación al borde del Burren.

Fanore es un pequeño pueblo que cuenta con un pub, una tienda con oficina de correos, un camping, una escuela de surf e incluso un restaurante.

Cuevas de Aillwee

6Ballycahill, Ballyvaughan, Co. Clare, Irlanda

Ocultas en el Burren, a sólo 7 km de Ballyvaughan, están las cuevas de Aillwee. Las cuevas fueron descubiertas en la década de 1940 por un granjero local mientras apacentaba sus ovejas. No lejos de la entrada, se encontraron los restos de los últimos osos pardos irlandeses y sus guaridas.

La cueva de Aillwee sigue siendo una de las pocas cuevas que muestra las características subterráneas del condado de Clare: grandes cavernas, estalactitas, ríos subterráneos, todo ello fácilmente accesible al público.

La cueva está abierta todos los días a partir de las 09.30 h, en diciembre con cita previa. Las visitas guiadas, a través del maravilloso paisaje subterráneo del Burren, duran unos 35 minutos.

The Burren Smokehouse

7Kincora Rd, Rathbaun, Lisdoonvarna, Co. Clare, V95 HD70, Irlanda

Dirigido por el matrimonio formado por Peter y Birgitta Curtin, este galardonado negocio produce delicioso salmón ahumado, caballa, anguila y trucha arco iris utilizando métodos tradicionales. Una de sus delicias más populares es el salmón ecológico ahumado en frío con whisky, miel e hinojo.

Situado cerca del salvaje océano Atlántico, en Lisdoonvarna, el Burren Smokehouse utiliza métodos tradicionales de generaciones para ahumar pescado capturado o criado en los condados de Mayo y Galway.

Durante las visitas guiadas, descubrirás todos los secretos que se esconden tras la producción de este pescado ahumado de fama internacional, con un vistazo de cerca al horno y al ahumadero. Desde detalles sobre la procedencia de cada ingrediente hasta los métodos patentados que se utilizan para su elaboración y la historia que se esconde tras el ahumadero, terminarás la visita con una degustación.

Paseo panorámico por el Burren

El Burren Scenic Drive traza un bucle a través de Ballyvaughan, Carran, Kilfenora, Lisdoonvarna, Fanore, Black Head y de vuelta a Ballyvaughan recorriendo aproximadamente 66 km.

La carretera en dirección oeste pasa por la ciudad balneario de Lisdoonvarna. Las señales de Fanore y Black Head te sugerirán que continúes por la carretera hacia la costa. No pierdas la oportunidad de parar en las pequeñas paradas de descanso para disfrutar del aire fresco del Atlántico y de un paisaje espectacular.

A pocos kilómetros al oeste está el encantador pueblo costero de Ballyvaughan, un lugar perfecto para hacer un alto en el camino y explorar la cueva de Aillwee. Desde Aillwee, la carretera hacia el sur te lleva junto a los antiguos monumentos del Dolmen de Poulnabrone y el Fuerte de Piedra de Caherconnell. Al sur de Poulnabrone, junto a la carretera, se alzan las ruinas del Castillo de Lemaneh.

Un giro a la derecha te llevará a Kilfenora, completando el circuito.

Senderismo por la Ruta del Burren

Uno de los recorridos a pie más fascinantes de Irlanda es el Burren Way: un sendero de 43 kilómetros a través de un atmosférico paisaje lunar, atravesando solitarios páramos, brezales y ciénagas.
La ruta comienza en Ballyvaughan y pasa por Rathorney, Formoyle, Ballinacken, Doolin, los Acantilados de Moher hasta Liscannor. Una experiencia verdaderamente única para admirar de cerca algunos de los paisajes más fascinantes y característicos de Irlanda.

También existe la posibilidad de ampliar la ruta desde Corrofin, que atraviesa hermosos paisajes bucólicos de campos y rebaños de cabras. Para quienes deseen visitar el Burren a pie, pero mediante excursiones más cortas, hay circuitos de senderismo de 1 a 4 horas con distintos niveles de dificultad. Un ejemplo de rutas fáciles son las vías verdes ideales para caminar y montar en bicicleta para todos, en las que no se requiere ninguna preparación especial.

En cualquier caso, comprueba siempre la previsión meteorológica antes de iniciar tu excursión, sobre todo las que dan al océano y siguen la línea de acantilados. Asegúrate también de salir con la ropa y el equipo adecuados para la ruta elegida.

Cómo llegar al Burren

Sin duda, la mejor forma de explorar el Burren es viajar con un coche de alquiler, que te permita moverte con independencia y llegar hasta los rincones más remotos de la zona.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Dublín, puedes conducir hasta el Burren en unas 2 horas y 30 minutos, en sólo 48 minutos si vienes de aeropuerto de Shannon.

Moverse en transporte público, sin embargo, es algo difícil, ya que la mayoría de los autobuses sólo conectan pueblos y ciudades. El único medio útil es The Burren Bus, un servicio de autobús gratuito que sale del Punto de Información de Corofin: funciona 15 veces al día, de 09.30 a 17.00. El autobús proporciona acceso a los puntos de inicio y final de todos los paseos del Parque Nacional del Burren. El autobús funciona todos los días de mayo a agosto.

Hoteles cerca del Burren

Hay varias opciones para explorar la región del Burren. Una opción sería dormir en Galway, que está a sólo 45 minutos en coche. De este modo, puedes visitar el Burren cómodamente en un día.

Como alternativa, puedes encontrar hoteles y B&B en las pequeñas ciudades que rodean la zona: Lanich, Kilfenora, Doolin y Lisdoonvarna. De este modo, no sólo podrás explorar el Burren, sino también visitar los famosos Acantilados de Moher o las Islas Aran.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en la zona Burren

Hotel
Lahinch Coast Hotel and Suites
Lahinch - Main StreetMedidas extra sanitarias
8.6Fabuloso 2.491 opiniones
Reservar
Habitacion
Ardilaun Guesthouse Self Catering
Ennis - Gort RdMedidas extra sanitarias
8.0Muy bien 1.852 opiniones
Reservar
Hostales y Pensiones
Fallon's B&B
Kinvara - Main StreetMedidas extra sanitarias
8.9Fabuloso 1.846 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Donde esta Burren

La región de Burren está situada en el condado de Clare, a sólo 45 minutos de Galway y a 2 horas y 30 minutos de Dublín.

Lugar en los alrededores