Castillo de Dunluce

El castillo de Dunluce es un espectacular castillo en ruinas aferrado a un afloramiento rocoso: parece desafiar la fuerza destructiva del mar y de los elementos.

La costa de Antrim está profundamente conectada con la historia y las tradiciones escocesas. Un ejemplo perfecto de este entrelazamiento histórico y cultural es el castillo de Dunluce, del siglo XIII, la principal fortaleza de la familia MacDonnell, que eran los caciques del condado.

De hecho, este espectacular castillo se asemeja mucho a las poderosas casas solariegas de las tierras escocesas. El castillo de Dunluce se aferra valientemente a un trozo de roca, con vistas a un mar oscuro y tormentoso, que brilla con colores cristalinos al primer rayo de sol, rodeado de praderas de un verde cegador.

La belleza de este castillo en ruinas es incuestionable: la articulada construcción parece desafiar a la gravedad, colgando como desesperada de las rocas desmoronadas erosionadas por el viento y la fuerza destructiva del mar, que a lo largo de los siglos ya se ha llevado una parte entera del castillo, las cocinas, obligando así a trasladar la Casa Solariega a un lugar más céntrico.

Al cruzar el puente que conduce al castillo, te sentirás como si retrocedieras en el tiempo, oyendo el parloteo excitado de los sirvientes y el olor a leña ardiendo en las enormes chimeneas. Las habitaciones sin techo están a merced de los elementos, pero conservan un encanto único.

Qué ver en el castillo de Dunluce

Las vistas desde el castillo son impresionantes. Las vistas del océano, que se extiende hasta donde alcanza la vista, y de los acantilados son igualmente increíbles.

En un día despejado, puedes ver la isla escocesa de Islay (famosa por su whisky) y el faro de Inishtrahull, frente a la costa de Donegal.

En días ventosos y lluviosos, ten mucho cuidado al acercarte a las ventanas, que están prácticamente desprotegidas, y los pasadizos se vuelven peligrosamente resbaladizos por el agua, sobre todo si viajas con niños.

Durante tu visita, no olvides fijarte en el punto en el que desciendes al antiguo túnel, justo debajo de la Torre Noreste. Aquí comenzaba un pasadizo secreto que conducía a la playa, construido para ocultar barcos y botes que se dirigían a la isla de Rathlin o a Escocia.

Desde el exterior, es posible descender por una escalera muy empinada hasta la diminuta playa que hay debajo: antaño, desde aquí se entraba en una cueva, ahora prohibida a los turistas por el riesgo de desprendimientos. No es difícil imaginar historias de piratas y contrabandistas.

Los establos y alojamientos

Construido para alojar a los caballos de los señores, a los visitantes y al personal, este edificio parece haber estado dividido en varias habitaciones de distintos tamaños, cada una con una ventana y una chimenea.

El muro interior se derrumbó dando una vista de la planta baja. El extremo norte era una galería con un balcón que daba a lo que habrían sido los jardines privados y la bolera del castillo, aún visibles a través de las ventanas. Esta zona también albergaba las casas de los mercaderes de piedra.

El puente

Aunque al castillo actual se accede por un puente de madera, que se superpone al arco de mampostería construido en el siglo XVII, originalmente había un puente levadizo.

Al cruzarlo, podrás admirar unas vistas maravillosas de los espectaculares acantilados y en el lado oriental verás una cueva marina natural, donde entran los barcos en los días de mar en calma, una especie de puerto natural.

La casa de la puerta

La imponente casa de la puerta fue construida originalmente por los MacQuillan, y luego modificada sustancialmente por los MacDonnell a mediados del siglo XV en estilo baronial escocés, con dos grandes torres de tambor.

Puedes ver un grabado en una piedra de una galera (barco) escocesa medieval, que conmemora el vínculo marítimo con Escocia y el Ulster.

La Casa Solariega

La casa solariega es la residencia principal de toda la familia del señor del castillo. Los restos de Dunluce son un excelente ejemplo de mansión jacobina construida por Randal MacDonnell hacia 1620.

Hay una escalera que habría conducido al primer apartamento, donde se encontrarían los aposentos privados de MacDonnell. Las excavaciones sugieren que esta gran casa se construyó en el emplazamiento de un edificio anterior, probablemente utilizado por los MacQuillan.

Las dos torres

El castillo está dominado por las dos torres del lado oriental del edificio. Ambas torres fueron construidas al mismo tiempo por los MacQuillan. Se construyeron al estilo irlandés, con una bóveda en la planta baja.

Aún es visible la huella de la paja de mimbre utilizada durante la construcción de la bóveda. Ambas torres han sido mejoradas a lo largo de los años para cumplir su función, defender el castillo: los MacDonnell añadieron anillos para armas.

Horario de apertura y entradas

El castillo abre todos los días: de febrero a noviembre de 09.30 a 17.00 y de diciembre a enero de 09.30 a 16.00. Última entrada 30 minutos antes del cierre.

Hay una aplicación del Castillo de Dunluce para dispositivos iPhone y Android disponible gratuitamente en App Store y Google Play.

El cercano mirador y área de picnic de Magheracross es un lugar excelente para detenerse y admirar el extraordinario paisaje costero, que a menudo se pierde al conducir por la carretera de la costa.

Para admirar plenamente su encanto en la época estival, que suele estar abarrotada de turistas, te recomendamos visitar el castillo a primera hora de la mañana, cuando aún hay niebla y está envuelto en el silencio.

Localización del castillo de Dunluce en Juego de Tronos

Durante el rodaje de la serie de HBO Juego de Tronos se utilizaron muchos lugares de Irlanda.

El castillo de Dunluce, con su atmósfera solitaria y misteriosa, fue elegido para representar a la Casa Greyjoy, gobernante de las Islas del Hierro en la serie.

Por supuesto, nos gustaría advertir a todos los fans de la serie, que el castillo no tendrá exactamente el mismo aspecto que en la representación televisiva, donde el castillo ha sido modificado con reconstrucción digital. Podrás verlo en las temporadas dos y seis.

El castillo también ha sido mencionado por los fans de Las Crónicas de Narnia. Muchos creen que sirvió de inspiración para Cair Paravel, la sede de los reyes y reinas de Narnia.

La leyenda del castillo de Dunluce

Se cuenta que en 1534 se avistó la figura de una mujer vestida de blanco al borde del acantilado que daba al océano. Hubo varias apariciones y muchos pensaron que el fantasma estaba relacionado con el trágico final de Maeve Roe, la única hija de Lord MacQuillan. Según la leyenda, MacQuillan quería que su hija se casara con un hombre llamado Richard Oge.

Sin embargo, la muchacha ya se había enamorado de Reginald O’Cahan. Por ello la encerraron en una de las torretas del castillo como castigo. Pero una noche, su amante acudió en su ayuda y ambos escaparon de la fortaleza y se dirigieron a un pequeño barco para huir a Portrush. Por desgracia, las tempestuosas condiciones del mar hicieron naufragar la embarcación, los dos muchachos perecieron y el cuerpo de Maeve nunca se recuperó.

En las noches oscuras y tormentosas, los lugareños dicen que oyen gemidos y gritos agudos procedentes de la torre noreste, aquella en la que Maeve estuvo cautiva de su padre, y ven una figura vestida de blanco que observa el mar en el horizonte.

Donde alojarse cerca del castillo de Dunluce

Para visitar el castillo, te recomendamos que busques un hotel o B&B en la cercana Portrush, que está a sólo 7 minutos en coche. Esta encantadora ciudad costera ofrece magníficos restaurantes y algunos excelentes pubs junto al mar. Con su encanto costero, es una base estupenda para explorar la costa de Antrim, con la Calzada del Gigante y la Destilería Old Bushmills a sólo 10-15 minutos, así como numerosos paseos costeros.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Cómo llegar al castillo de Dunluce

El castillo de Dunluce está situado al final de Portrush, en la Ruta Costera de la Calzada, a 12 minutos en coche de la Calzada del Gigante y a 6 minutos de la Destilería Old Bushmills.

Tras alquilar un coche directamente en el aeropuerto de Belfast, puedes llegar al castillo en menos de 1 hora. En cambio, desde el aeropuerto de Dublín son casi 3 horas.

Informacion util

Dirección

87 Dunluce Rd, Bushmills BT57 8UY, Reino Unido

Contactos

TEL: +44 28 2073 1938

Horario

    Abierto todos los dias desde 9:00 a las 15:30

Donde esta Castillo de Dunluce

El castillo de Dunluce está a poco más de 1 hora de Belfast y Derry/Londonderry, a casi 3 horas de Sligo y a menos de 3 horas de Dublín.

Alojamientos Castillo de Dunluce
¿Buscas un alojamiento cerca de Castillo de Dunluce?
Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Castillo de Dunluce
Ver disponibilidad

Atracciones en los alrededores