Celebrar San Patricio

El Día de San Patricio es el acontecimento más esperado de Irlanda y Dublín se transforma en un gran festival de colores que atrae a miles de personas de todo el mundo!

En Irlanda, la fiesta más celebrada, el momento más esperado del año es el Día de San Patricio: se celebra el 17 de Marzo de cada año en la República de Irlanda, en Irlanda del Norte y, en general, allí donde hay una gran comunidad irlandesa. Es el día de fiesta nacional en honor del santo patrón, San Patricio.

Es la fiesta más apreciada y sentida por el pueblo irlandés y, sobre todo, por los residentes irlandeses en el extranjero, que celebran el fuerte sentido de pertenencia a la patria irlandesa: San Patricio, de hecho, es para la comunidad de emigrantes, un símbolo de identidad nacional.

Durante los días de San Patricio, Irlanda se viste de verde y, especialmente Dublín se convierte en una fiesta continua, una concentración de festivales, delirio y alegría, pero también de muchos eventos musicales y culturales repartidos por toda la ciudad! Este evento atrae a los jóvenes y turistas de todas las partes del mundo y la ciudad se convierte en un único gran alegre evento colorido que serpentea entre desfiles, fuegos artificiales, ríos de cerveza y sesiones de música tradicional en los pubs, en una atmosfera única y atractiva que involucra los pubs, las calles y las plazas de la ciudad.

En pocas palabras, es imposible no ser arrastrados a esta celebración colectiva tan divertida y especial.

Costumbres

En Irlanda, donde cada año se reúnen cientos de miles de personas, el Día de San Patricio es una excusa para reuniones alegres y coloridas entre los irlandeses que viven en Irlanda y los que emigraron. Estos marchan en filas apretadas, con bandas de música, volviendo así al menos por un día a sus orígenes y reafirmando una identidad que está lejos de estar en declive.

La reaparición se celebra en casa o en el pub con los amigos, con un chaleco verde (el color del trébol y el símbolo de Irlanda) bebiendo una pinta de cerveza verde (típica para esta ocasión). La tradición quiere que todo el mundo lleve el trébol de Irlanda el día de San Patricio!

El 17 de marzo trae suerte encontrar un trébol de cuatro hojas (el doble de la fortuna que traería si se encuentra en cualquier otro día) y vestirse de verde.

Para los irlandeses bastan dos ingredientes para garantizar una noche de “craic” (diversión): música y bebida. Y aquellos que deciden pasar el Día de San Patricio con ellos ya saben que estos dos ingredientes no faltarán.

Para ser fácilmente “adoptados” en una fiesta irlandesa de San Patricio, la manera más facil es exhibir un distintivo en forma de trébol. Podéis conseguir uno en la asociación de caridad irlandesa Goal que los pone a la venta para donar las ganancias a los pobres.

En cualquier caso, una vez que se tiene el distintivo, es necesario ‘ahogarlo’. Todo lo que necesitáis es una botella y algunos amigos. Buscad el pub irlandés más cercano y ahogad vuestro trébol en una buena pinta de cerveza. Podréis ser involucrados en una sesión con música o, si la bebida es buena y la musica os fluye por las venas, iniciar vosotros la siguiente!