Belfast

Belfast es la ciudad más importante de Irlanda del Norte: rica en historia, monumentos y museos, es una parada esencial en un viaje al condado de Antrim.

No todo el mundo considera una excursión desde Dublín a Belfast.

Tal vez porque después de pasar algunos días en la ciudad te entran ganas de vegetación y naturaleza, y no de más tráfico, caos y tiendas.

Pero la capital de Irlanda del Norte ofrece mucho a los que deciden visitarla, y sin duda vale la pena.

De Dublín a Belfast hay cerca de 2 horas de autopista, podéis elegir si llegar de forma independiente en coche o con transporte público (trenes y autobuses de larga distancia). Desde Dublín hay también disponibles visitas guiadas para descubrir la capital de Irlanda del Norte, lo que puede ser cómodo y rentable pero os dejará menos libertad de lo que pensáis. La elección depende de vosotros, nosotros estamos a favor de recorrer la ciudad en total autonomía.

Qué ver

St. Anne’s Cathedral

La fachada de la catedral no es particularmente atractiva, pero el interior es mucho más impactante, con vidrieras de colores y enormes mosaicos.

Cathedral Quarter

El pintoresco barrio, cuyo principal monumento es la preciosa catedral de Santa Ana (St.Anne’s Cathedral), que se remonta a principios del 1900, que  sin duda vale la pena una visita. Hubo un tiempo en que este barrio era el distrito comercial de la ciudad y aún conserva grandes almacenes de ladrillo rojo que se han restaurado y convertido en galerías de arte, estudios de diseño, talleres de jóvenes talentos y restaurantes de moda.

El proceso de recualificación de la zona permitió un rápido desarrollo económico y cultural: estos estrechos callejones pavimentados se han convertido en una zona muy dinámica, joven y muy adecuada para salir de noche.

Linen Hall Library

Fundada en 1788, junta a la City Hall, como Sociedad para la promoción del conocimiento, la biblioteca contiene más de 260.000 libros sobre la política, el teatro y los actores irlandeses, así como una colección histórica de periódicos y revistas de Belfast y del Ulster. El material de archivo puede ser examinado con cita previa.

City Hall

Terminada en 1906 con estilo renacentista, la City Hall, el Ayuntamiento, es un imponente edificio rectangular de piedra, situado en el centro de Donegall Square, y domina la principal zona comercial de la ciudad. Aquí se celebró la reunión inaugural del Parlamento de Irlanda del Norte, en 1921. En la parte frontal se encuentra una estatua dedicada a la reina Victoria, que fue a Belfast en 1849 y debió ser especialmente apreciada por los ciudadanos, visto que le dedicaron una docena de carreteras, un hospital, un parque, una isla artificial, un canal en el puerto y la Universidad.

Donegal Street

Es la calle comercial de la ciudad, encontrarais tiendas de todo tipo, marcas internacionales de ropa, cadenas de fast food entre las más famosas, marcas de cosméticos, perfumería y también, afortunadamente, algunas tiendas de artesanía local. Pasear por las amplias aceras es muy agradable, después de unos pocos cientos de metros, la carretera cambia de nombre (convirtiéndose en Royal Avenue), pero el resultado no cambia: las cadenas comerciales y las marcas de fama mundial adornan ambos lados de la calle, dando una gran satisfacción a los amantes del shopping.

Los Entries

Los Entries son callejones que serpentean entre High Street e Ann Street, donde se encuentran los mejores pubs de la ciudad.

Crown Liquor Salon

El pub más famoso de Belfast, el Crown Liquor Saloon, es propiedad del Nacional Trust. Originario del 1880, vale la pena una visita incluso para los abstemios, para admirar la fachada de azulejos policromos, el interior lleno de pinturas, mármoles, mosaicos y un techo de estucos y volutas.

El barrio de Shankhill Road

Esta zona era el centro neurálgico de los Troubles, el conflicto étnico-nacionalista en el que se enfrentaron los nacionalistas de Irlanda del Norte (católicos) y los unionistas (protestantes), y que se prolongó durante unos 30 años, desde los años 60 hasta finales de los 90 del siglo pasado. En Shankhill Road se pueden ver las huellas de los bombardeos y los murales de ambas facciones, la historia moderna de la Irlanda del Norte está todavía ligada a estos trágicos eventos, todavía muy presentes entre la población de Belfast.

Queen’s University

Medio siglo y media milla separan la City Hall de la Queen’s University, con sus cálidos ladrillos y el claustro Tudor. Fue construida entre 1845 y 1849 por Charles Lanyon, que diseñó los mejores edificios de Belfast. El área que rodea la universidad está llena de preciosas terrazas y jardines con árboles de magnolia.

Grand Opera House

Edificio de estilo victoriano tardío, diseñado por Frank Matcham en 1894 y restaurado en 1980. Sigue siendo un importante lugar teatral y de conciertos, aunque a menudo perturbado por atentados en el adyacente Europa Hotel.

Titanic Belfast

Para celebrar el centenario del trasatlántico más famoso y contar su trágica historia, fue construido un edificio futurista con forma de cuatro proas enormes, el Titanic Belfast.

El resultado de este proyecto arquitectónico es una construcción muy simbólica que retoma algunas de las características del original: entre la quilla y el puente hay 27,4 metros, exactamente igual que en el Titanic, y la estructura puede acomodar a más de 3.547 visitantes, la misma capacidad de la nave.

Titanic Quarter

El Titanic Quarter es parte del gran proyecto de recalificación urbana que involucró a varias zonas de la ciudad.

Aquí están los docks de la ciudad y los antiguos astilleros enteramente visitables .

Qué ver en las afueras de Belfast

Cave Hill

Al norte de Belfast se extiende un enorme parque de 300 ha., en las orillas del Belfast Lough. El parque contiene evidencias de una ocupación prehistórica: en la parte superior de Cave Hill está el MacArt’s Fort. A los pies de Cave Hill, en cambio se encuentra el Belfast Castle, construido en 1870. Procediendo por la carretera se encuentra el Belfast Zoo. Por último, el parque incluye dos reservas naturales, en Ballyaghagan y Hazelwood.

Ulster Museum

En los Botanic Gardens, el Ulster Museum alberga varias colecciones, entre ellas algunas de arte contemporáneo internacional, arte y mobiliario irlandés, vidrio, cerámicas, plata y vestuario, así como una exposición sobre la vida en Irlanda durante 9000 años. Tal vez la colección más famosa es la de joyas de oro y plata recuperadas por algunos buceadores del barco Girona, perteneciente a la Armada Española, hundido frente a la Giant’s Causeway en 1588.

Botanical Gardens

Cerca de la Universidad, los Jardines Botánicos, que se remontan al 1827, constituyen un óptimo refugio del caos de la ciudad. Su principal atracción es la Palm House, construida entre 1839 y 1852. Se trata de una elegante estructura en vidrio y hierro, recientemente restaurada. En la Tropical Ravine, sin embargo, las plantas crecen en un valle empotrado.

Home Front Heritage Centre

El Heritage Centre alberga exposiciones nostálgicas sobre la Segunda Guerra Mundial. El mismo edificio incluye el Museo del Royal Ulster Rifles, un famoso regimiento reunido en 1793.

Albert Memorial Clock Tower

La torre del reloj, a 35 metros de altura, es uno de los monumentos más populares de Belfast. Hoy en día atrae los visitantes, porque cuelga ligeramente debido a una estabilización del suelo.

Stormont

Stormont es la antigua residencia del Parlamento de Irlanda del Norte, situado en lo alto de una colina. Una estatua de Lord Carson se encuentra al inicio de la carretera que conduce a Stormont. Hoy en día el edificio alberga la Northern Ireland Assembly. Al lado del edificio del Parlamento se encuentra el castillo, Stormont Castel, que hoy en día se utiliza como sede de la Secretaría de Estado de Irlanda del Norte. Ninguno de los dos edificios está abierto al público, pero el parque que los rodea es una zona ideal para los niños, ya que recientemente se ha construido un parque infantil.

Dixon Park

Las City of Belfast International Rose Trials se llevan a cabo aquí todos los años en el mes de julio. En verano hay por lo menos 100.000 flores para ver. Algunos de los edificios más imponentes de Belfast son los bancos. En Waring Street, por ejemplo, el interior del Ulster Bank (1860) parece un palacio veneciano, mientras que el Northern Bank, en la misma calle, nació como market house en 1769. Giant’s Ring (5 km al sur de Belfast): enorme recinto prehistórico, donde se han encontrado los huesos de un entierro que se remonta a la edad de bronce. En el siglo XVIII aquí se hacían carreras de caballos.

Mapa

Alojamientos Belfast

¿Buscas un alojamiento cerca de Belfast?

Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Belfast
Mostrarme precios